Salmo 91 para oír.

Podrás oír el salmo 91 en voz de José Ordóñez, pero también podrás leer qué significa, como lo puedes aplicar a tu vida diaria y entender las bendiciones que El Padre tiene para tu vida. Disfruta Salmo 91 para oír.

¿Qué significa el Salmo 91?

El Salmo 91, conocido como un salmo de protección, es un capítulo significativo en la Biblia, ofreciendo confort y seguridad en la promesa de la protección divina. Este salmo es frecuentemente invocado en tiempos de peligro o ansiedad, y se considera como una fuente de fortaleza y refugio espiritual.

Salmo 91 para oir 2024

En su estructura, el Salmo 91 se puede dividir en varias partes, cada una destacando un aspecto diferente de la protección y la confianza en Dios:

  1. Refugio y Fortaleza (versículos 1-2): Empieza con la afirmación de que Dios es nuestro refugio y fortaleza, un tema recurrente en los salmos. Aquí se expresa la confianza en la protección divina.

1. El que habita al abrigo del Altísimo
    descansará a la sombra del Todopoderoso.
Yo digo al Señor: «Tú eres mi refugio,
    mi fortaleza, el Dios en quien confío».

  1. Protección contra Peligros (versículos 3-8): Describe cómo Dios nos protege de varios peligros, tanto físicos como espirituales. Se mencionan metáforas como la trampa del cazador y la enfermedad, simbolizando diferentes tipos de amenazas.

Solo él puede librarte
    de las trampas del cazador
    y de mortíferas plagas,
pues te cubrirá con sus plumas
    y bajo sus alas hallarás refugio.
    Su verdad será tu escudo y tu baluarte.
No temerás el terror de la noche
    ni la flecha que vuela de día
ni la plaga que acecha en las sombras
    ni la peste que destruye a mediodía.
Podrán caer a tu lado mil
    y diez mil a tu derecha,
    pero a ti no te afectará.
No tendrás más que abrir bien los ojos
    para ver a los impíos recibir su merecido.

  1. Relación Personal con Dios (versículos 9-13): Este segmento enfatiza la importancia de una relación personal con Dios como fuente de protección. Promete que aquellos que aman y conocen a Dios serán guardados y protegidos por Él.

Ya que has puesto al Señor por tu refugio,
    al Altísimo por tu protección,
10 ningún mal habrá de sobrevenirte,
    ningún desastre llegará a tu hogar.
11 Porque él ordenará que sus ángeles
    te protejan en todos tus caminos.
12 Con sus propias manos te sostendrán
    para que no tropieces con piedra alguna.
13 Aplastarás al león y a la víbora;
    hollarás al cachorro de león y a la serpiente.

Promesas de Salvación y Respuesta (versículos 14-16): Concluye con las promesas de Dios de salvación, larga vida, y respuesta a los que lo invocan. Este final subraya la fidelidad de Dios a sus promesas y su disposición a responder a las oraciones de sus fieles.

14 «Yo lo libraré, porque él me ama;
    lo protegeré, porque conoce mi nombre.
15 Él me invocará y yo le responderé;
    estaré con él en momentos de angustia,
    lo libraré y lo llenaré de honores.
16 Lo colmaré con muchos años de vida
    y le haré gozar de mi salvación».

El salmo 91 para la vida diaria

En términos de aplicación a la vida diaria, el Salmo 91 puede ser una fuente de esperanza y fortaleza en momentos difíciles. Ofrece un recordatorio de que, independientemente de las circunstancias, podemos encontrar seguridad y protección en la presencia de Dios. Este salmo anima a los creyentes a confiar en Dios, incluso en los momentos más oscuros, y a buscar refugio en su amor y cuidado providencial.

El Salmo 91 también se puede aplicar a nuestra vida de estas otras maneras:

  • Sentirnos seguros y protegidos en los tiempos difíciles.
  • Encontrar la fortaleza para superar los desafíos.
  • Tomar buenas decisiones y evitar el peligro.
  • Vivir una vida plena y abundante.

Oración poderosa:

Para aplicar el Salmo 91 a nuestra vida, debemos primero creer en las promesas de Dios. Debemos confiar en que Él nos ama y que nos protegerá. También debemos practicar la fe, lo que significa actuar de acuerdo con nuestra creencia en Dios.

Aquí hay algunos ejemplos de cómo podemos aplicar el Salmo 91 a nuestra vida:

  • Si estamos enfrentando un desafío, podemos recordar las promesas de Dios en el Salmo 91. Podemos pedirle que nos dé la fortaleza para superarlo.
  • Si estamos preocupados por nuestra seguridad, podemos orar al Señor para que nos proteja de todo mal.
  • Si estamos tomando una decisión importante, podemos pedirle al Señor que nos guíe por el camino correcto.
  • Si queremos vivir una vida plena y abundante, podemos confiar en que Dios nos dará todo lo que necesitamos.

Encontrarás Salmos para dormir aquí:

Compartir