Cómo ser libres de la masturbación y la pornografía

Cómo ser libres de la masturbación y la pornografía

¡Te tengo buenas noticias! Se puede ser libre de la adicción a la masturbación y a la pornografía, aquí te voy a mostrar como. Cuál es el camino que han recorrido todos aquellos que han pasado por estas adicciones que parecen imposibles de acabar en nuestras vidas.

¿Qué debo hacer con la adicción a la pornografía y a la masturbación?

En dos palabras te voy a dar la mejor de las recomendaciones: “Dominio propio”. Debes desarrollar la capacidad dominarte. Dominarte pero quizá no como en anteriores oportunidades cuando lo has intentado hacer con tus propias fuerzas. ¿Te diste cuenta que con tus fuerzas poco alcanzaste? Es porque te debes someter al domino del Espíritu Santo. Si, sé que suena etéreo, abstracto y muy religioso, pero te invito a que leas hasta el final y pongas en practica cada una de las recomendaciones. No dudo que en pocos días tu vida se convertirá en una apasionante existencia llena de libertad, vendrán los proyectos, verás con mayor claridad tu porvenir y si estás cansado alcanzarás la plenitud sexual que tanto has anhelado durante mucho tiempo.

¿Qué es el dominio propio?

El dominio propio es el freno a las pasiones, estas se sujetan a la autoridad de Dios bajo el poder del Espíritu Santo.

Utilizaremos el pasaje bíblico de Gálatas 5: 16
Empecemos con lo que dice este versículo 16: «Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa».
Pero ¿Qué es vivir por el Espíritu? Es someter todo nuestro ser a la obediencia de las leyes de Dios de manera voluntaria usando la fortaleza que proviene de Dios mediante su Espíritu Santo.

¿Qué es vivir por el Espíritu?

Sencillamente es obedecer las leyes de Dios utilizando la fortaleza que nos da el amado Espíritu Santo de Dios poniendo en esto todo nuestro esfuerzo y concentración.
Te voy a dar seis diferentes recomendaciones para que aprendas a vivir por el Espíritu

1. Pídele todos los días que te ayude a mantener tu fortaleza bajo dominio.

Necesitas fortaleza para que al quedarte solo o sola, con acceso a las plataformas digitales, a distancia un click para entrar al mundo pornográfico finalmente decidas no hacerlo. Respira profundo, ponte cómodo, cierra los ojos y pídele a Dios que su Espíritu Santo tome el control de tus emociones en ese momento. Piensa en los enormes beneficios que trae obedecer a Dios, piensa en el gozo que te dará pasar la prueba. Luego de orar de esta manera ve a hacer una actividad que te guste, te entretenga y te haga olvidar la tentación.

2. Lleva todos los pensamientos a la cautividad y obediencia de Cristo.

Es decir, recién la mente te lleve a ver lo prohibido y esa mirada active una descarga de pensamientos licenciosos ora al Padre por ayuda, pídele al Espíritu Santo que te dé la fortaleza que en ese momento necesitas. Dale la orden a tu cuerpo y a tu mente de sujetarse bajo la autoridad del Espíritu Santo de Dios. Hazlo primordialmente en las mañanas como parte de tu compromiso con El Padre y repítelo a lo largo del día cuantas veces sea necesario.

3. Mantén la mente ocupada en cosas constructivas y también en asuntos espirituales.

Claro que los asuntos espirituales son importantes: leer la Biblia, meditar en ella, escuchar un podcast, una predicación, hablar con personas maduras espiritualmente etc. Pero las actividades laborales, educacionales o simplemente los hobbies te ayudarán a mantener la mente y el cuerpo alejados del peligroso modelo de no tener mucho que hacer y dar paso a perversos hábitos. Busca esas cosas que te agradan hacer y dedícale tiempo y esfuerzo.

4. Pon música cristiana que alimente la mente.

¿Te pasa comúnmente que una canción de moda se queda repitiéndose una y otra ve en tu mente? Los hábitos musicales te pueden ayudar a ocupar los espacios de la mente. Coros, himnos, estribillos, ritmos, letras etc son un buen huésped para tener habitando nuestra mente continuamente. (Efesios 5:19-20). “19 Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y alaben al Señor con el corazón, 20 dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.”

5. Cultiva las conversaciones que edifiquen y desechas las que destruyen y tienen un alto contenido lascivo.

Hay personas que no te sirven. Cada tanto, todos debemos evaluar las amistades y las personas con las que nos correlacionamos y teniendo la valentía de alejarnos de ellas si no contribuyen a sana edificación. Estoy refiriéndome a todos esos que del 100% de su palabras 90% son de tipo sexual y lascivo, esas personas, por más cercanía que tengan en nuestra vida deben ser eliminadas de nuestra amistad.

6. Ora en todo tiempo.

Está de último, pero es el más importante. Lo he dejado así para que sea el hábito que más se quede en tu mente luego de esta lectura. ¡Ora! Mentalmente cuando estés en pública y la tentación esté ante tus ojos o en tu mente. ¡ORA! a voz en cuello cuando estés solo o sola y aparezca la tentación. El Señor dice así: «Clama a mi y te responderé y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes» Jeremías 33:3

Ya que hemos visto estos seis recomendaciones sigamos viendo lo que dice Gálatas 5:
17
Porque esta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. Los dos se oponen entre sí, de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren.
18 Pero, si los guía el Espíritu, no están bajo la ley.
19 Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: inmoralidad sexual, impureza y libertinaje; 
20 idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos 
21 y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas. Les advierto ahora, como antes lo hice, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.
22 En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 
23 humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.

Y el siguiente versículo es el que nos va a poner a trabajar duro para matar el hábito de la masturbación y la pornografía y llegar a la totalidad del dominio propio:

24 Los que son de Cristo Jesús han crucificado la naturaleza pecaminosa, con sus pasiones y deseos. 

¿Qué debemos hacer con las pasiones y deseos de la naturaleza pecaminosa?

¡Crucificarlos! No dominar el hábito, ni adormecerlo, ni controlarlo. NO. Hay que crucificarlo para que muera definitivamente.

En tiempos del imperio romano la crucifixión se daba cuando alguien era colgado en la cruz y se le dejaba morir en una lenta agonía, con mucho dolor y sin alimento. Pablo nos dice que si somos de Cristo hemos hecho pasar estos hábitos por una dolorosa agonía hasta verlos morir, y que esto es posible.

El problema es que muchos no quieren matarlos, algunos solo los dominan durante algún tiempo para luego ser dominados por ellos. He escuchado muchas veces: :pastor, pero esto yo ya lo tengo dominado” a lo que yo replico con certeza: “No. No intentes dominarlo, lo que tienes que hacer es matarlo. Un vicio, una atadura se muere de hambre y dolor cuando no la alimentas y la crucificas” Esas son buenas noticias, el mal ya tiene cura, la batalla ya puede tener un vencedor, el triunfo es tuyo si quieres matar definitivamente la masturbación y la pornografía en tu vida.

Vuelve a repasar los seis hábitos que te recomiendo para vivir en el Espíritu, ponlos en práctica y te aseguro que podrás disfrutar de la libertad que tanto has anhelado.

También te puede interesar este artículo sobre lo que pensamos los cristianos acerca de la masturbación.

nuevo podcast jose ordonez

5/5 - (32 votos)
nuevo podcast jose ordonez

Compartelo:

Tags: , ,

También te puede interesar:

Jose-ordoñez-y-Gloria-Valencia-de-Castaño

Se habla de Dios

Ella es Gloria Valencia de Castaño. Para quienes no son colombianos y para las personas de esta generación solo es…
Lo más leído:

Predicación El casi.

Predicación con un mensaje especial que nos invita a salir de la zona de confort, a aceptar que no podemos permanecer en la mediocridad. Basado en el capítulo 12 del evangelio de San marcos.

Predicación. «So! Bestia Peluda!»

Aprender a ser personas prudentes cuando hablamos. Eso nos enseña José el padre de Jesús a quien la Biblia llama hombre justo que pensaba antes de hablar y se comportaba prudentemente.