Dios no bendice esposas desobedientes | Devocional para mujeres

Dios no bendice esposas desobedientes

¿Por qué no prosperamos en la economía familiar?

La sociedad y la familia le enseña a la mujer desde su juventud que para poder progresar económicamente no es necesaria la honestidad con el esposo. Las mujeres creen que de esta manera prosperarán, pero la Biblia dice que Dios no bendice esposas desobedientes.

Mi esposo no sabe que yo tengo dinero escondido.

Comúnmente las mujeres piensan cosas como: “Voy a guardar este dinero aquí sin que él lo sepa, pues lo necesito para esta u otra actividad”. Es tan común esto que muchas esposas ya lo tienen por costumbre.

Este proceder económico parece bueno, al fin y al cabo fue lo que su mamá le enseñó, se considera una buena forma de llevar la economía de la casa porque así se pueden comprar o pagar cosas que de otra manera no se alcanzarían, pero créeme querida mujer, solo es una sutil trampa que el diablo usa para empobrecerte cada día más.

¿Es malo que le oculte los verdaderos gastos de la casa a mi marido?

Pensarás que gracias a esto tus hijos se visten mejor, has hecho inversiones buenas para la economía matrimonial, has bendecido a tus padres y has logrado equilibrar en un buen estatus monetario pero, te hubiera rendido más si desde el comienzo lo hubieras hecho con la anuencia, conocimiento y bendición de tu esposo. Recuerda, los sueños de Dios no se alcanzan infringiendo las normas de Dios. La gente se esfuerza muchas veces más de lo que debieran solo porque le buscan un atajo al camino de la bendición que Dios les propone.

Mi esposo entorpece mis decisiones económicas.

Varias cosas te pueden estar pasado para haber llegado a tener este pensamiento y a este comportamiento. Miremos algunas en esta lista que hice para tí:

  • “Si dependiéramos de las decisiones de mi esposo no hubiéramos alcanzado muchas cosas que ya poseemos”.
  • “Si él se da cuenta que yo aporto dinero para algunas asuntos se haría “el de la vista gorda” y no aportaría a sus responsabilidades”.
  • “Cada vez que consigo dinero extra él lo quiere para sus caprichos dejando las necesidades de la casa en segundo plano”.
  • “No podemos sentarnos a dialogar de plata porque terminamos discutiendo, por eso mejor evito el tema y mantengo mi doble contabilidad”.
  • “Así como él no me da cuenta de su dinero, yo tampoco tengo que darle cuenta del que yo obtengo”.

De seguro aportarías más frases a esta lista, pero quiero que las vuelvas a leer pensando ahora, si obrar de esa manera ha resuelto el comportamiento de tu esposo. ¿Te diste cuenta? llevan años manteniendo una manera falsa de bendición económica por lo que se seguro a veces te sientes agotada y agobiada con este proceder porque si fueras un poco más objetiva, te darías cuenta que el dinero rinde mucho menos de lo que debiera.

El dinero que se va por la “coladera”.

El diablo sabe que poner a la pareja a mentirse mutuamente es una buena manera de generarles pobreza. Recuerda: él es el padre de la mentira y sabe que mantenerlos allí, en ese comportamiento hace que muchas de las bendiciones que Dios quiere darles como matrimonio no lleguen.

Créeme, mucho del dinero, producto de la mentira se va para reparar los daños imprevistos, los accidentes caseros, los altos intereses de quien te presta el dinero y toda clase de consecuencias que aparecen con la puerta abierta a «el devorador».

Transparencia económica en el matrimonio, el gran secreto de la prosperidad.

Entonces, ¿Qué debo hacer para prosperar económicamente en el hogar?
Te elaboré otra pequeña lista, quizá tú misma decidas poner otras tantas cosas que te muestre el Espíritu Santo, esto es lo que te recomiendo hacer:

  • Confiesa a Dios tu pecado y pídele que te ayude a poner las cuentas en orden.
  • Habla con tu esposo, sincérate y proponle una economía sin mentiras.
  • Haz un presupuesto real de tu casa, que nada quede escondido.
  • Comprométanse los dos como pareja a cumplir con la transparencia económica, para ello elaboren un presupuesto abierto (así se les llama a los presupuestos en los que no se oculta nada).
  • Pídele que él también sea sincero y transparente con su economía.

Al comienzo todo esto será difícil, pero así como los malos hábitos se enquistaron en la economía matrimonial, este nuevo proceder les traerá pronto la bendición de parte de Dios. No desfallezcan.

Ahora si, escucha este podcast sobre economía cristiana familiar que elaboré pensando en la importancia de la honestidad total en el matrimonio.

Escucha «Dios no bendice esposas desobedientes | José Ordóñez» en Spreaker.

5/5 - (2 votos)
nuevo podcast jose ordonez

Compartelo:

Tags: , , ,

También te puede interesar:

Lo más leído:
Jose-ordoñez-y-Gloria-Valencia-de-Castaño

Se habla de Dios

Ella es Gloria Valencia de Castaño. Para quienes no son colombianos y para las personas de esta generación solo es…