¿Cómo tomar las mejores decisiones?

Hoy vas a tomar decisiones, grandes y pequeñas, importantes e insignificantes. De hecho, leer y hacer este devocional ya fue una decisión. Decidirás si tienes la disciplina diaria de pasar un tiempo con Dios y decidirás si los contenidos que pongo en esta página son suficientemente buenos para que nos regales tu fidelidad.

¿Viste? Todo es una decisión. Al terminar el devocional, decidirás si terminas tu taza de café, con qué clase de desayuno empezarás el día y, de ahí en adelante, todo será una decisión.

¿Cuál es la mejor manera para tomar decisiones?

¿Le harías caso al mejor consejero que encuentres, sabiendo que él no se va a equivocar? Si tu respuesta es sí, entonces solo mira el siguiente versículo:

Versículo para hoy:

Salmos 143:8 (Versión Nueva Traducción Viviente – NTV)

«Hazme oír cada mañana acerca de tu amor inagotable,
porque en ti confío.
Muéstrame por dónde debo andar,
porque a ti me entrego.»

¿Cómo tomar las mejores decisiones? Devocional para mujeres

Escucha a Dios hoy. 

Él quiere hacerte oír su voz. Te preguntarás “¿Cómo se puede hacer algo así?”, lo que estás haciendo ahora es un buen comienzo: tomarte un tiempo con él en medio de un devocional. Deja que hable a tu mente mientras orando le pides que te guíe.

Si miras detenidamente, lo primero que David le dice en este versículo es que tiene el deseo de escuchar primero del amor de Dios, porque nadie que ame a una persona lo dejará tomar malas decisiones, y Dios quiere ayudarte a que las que tomes hoy sean las convenientes.

Dispuesto a obedecer a Dios.

Dios está dispuesto a decirte qué debes hacer en cada caso y tú tienes que estar dispuesto/a a obedecerlo. David le dice a Dios: “Muéstrame el camino porque yo en ti confío”. ¿Lo viste? la confianza en Dios es determinante, David lo sabía y no paraba de expresárselo a Dios cada vez que podía. Puedes hacer lo mismo cada vez que en el día de hoy lo recuerdes. Para eso puedes hacer una oración mental mientras realizas cualquier actividad, más o menos así: «Señor, recuerda que estoy dispuesto/a a obedecerte hoy».

Dispuesto a entregarte a Dios.

Por último, el salmista David le recuerda su total entrega a la voluntad de Dios. Eso significa, entre otras cosas: obediencia, humildad, aceptación de la soberanía de Dios, rendición total y sigue de ahí en adelante con los atributos que quieras tener para que esa voluntad sea cumplida en ti. No será fácil porque habrá otros factores humanos que te pidan su confianza, pero Dios debe tener la prioridad.

Oración para tomar las mejores decisiones:

Padre amado. Todo el tiempo estoy tomando decisiones, grandes y pequeñas; a veces me olvido de que tu Espíritu Santo quiere guiarme en cada una de ellas. Se me olvida que con una oración mental pidiendo tu guía puedo recibir orientación adecuada.

Amado Jesús, tú que estuviste aquí en la tierra sabes lo que es estar decidiendo cada cosa, ¡ayúdame! Recuérdame a cada momento que siempre dijiste que hacías la voluntad del Padre. Yo también quiero hacer así como tú la hiciste.

Hoy, renuevo mi confianza en Dios y me someto a su voluntad, cualquiera que esta sea. Quiero refugiarme en el amor de Dios porque siempre buscará el bien para mí.

Dime cuál es la voluntad con: ______________________

Prometo obedecerte y esperar a ver los resultados que tú esperas en este asunto.

Gracias por oírme un día más, gracias por tu inmenso amor hacia mí. Oro en el nombre de Jesús. Amén.

Puedes encontrar devocionales para mujeres aquí

Compartir