Devocional para alguien enfermo.

¿Estás enfermo? ¿Hay alguien enfermo en tu familia? Es importante que leas lo que este devocional para alguien enfermo te va a decir acerca de cómo encontrar sanidad de parte de Dios.

Este es uno de esos grandes secretos que tiene La Palabra de Dios con respecto a cómo sanar, y lo mejor, te va a decir como prevenir la enfermedad en muchas ocasiones.

Ser bueno y generoso con el necesitado sana el cuerpo:

No es una proverbio chino, un adagio popular, son tres versículos de la Biblia que te dicen como Dios en Su Infinita misericordia añade sanidad al cuerpo del enfermo.

Devocional para alguien enfermo.

Versículos para recibir sanidad:

Salmos 41:1-3

1. Dichoso el que piensa en el débil;

    el Señor lo librará en el día de la desgracia.

2 . El Señor lo protegerá y lo mantendrá con vida;

    lo hará dichoso en la tierra

    y no lo entregará al capricho de sus enemigos.

3. El Señor lo sostendrá en el lecho del dolor;

    cuando caiga enfermo lo restaurará.

El que piensa en el débil es levantado en el día de la enfermedad. Hay que ser generoso siempre que alguien necesite nuestra ayuda, Dios tiene memoria de actos amorosos y piadosos como estos. Mira el Salmo, vuelve a leerlo y lo ratificarás.

Muchas maneras de ayudar para recibir sanidad.

Es importante ayudar económicamente, pero hay muchas maneras como podemos ayudar al débil. Te voy a enumerar algunas:

  • Visitar al necesitado en la cárcel
  • Prestarle ayuda en una mudanza.
  • Ayudar con el cuidado de los ancianos.
  • Darle cobijo cuando sea extranjero.
  • Consolarlo y darle ánimo cuando esté afligido.
  • Dar de comer al hambriento y de beber al sediento.

Cada vez que hagas un acto de corazón como estos, Dios tendrá memoria y no permitirá que tú padezcas en la enfermedad sino que prontamente te levantará.

Como te das cuenta, la Biblia tiene esos pequeños grandes tesoros por allí escritos que nos muestran como alcanzar la misericordia de Dios en el diario vivir. Por eso siempre es bueno escudriñarla en todo tiempo.

Oración por la sanidad de un familiar:

Padre hermoso. Hoy me acerco a Tí con sinceridad y muy necesitado/a de ser oído.

Pudiera acudir a todos los medios humanos para pedir sanidad del cuerpo de mi ser amado. Entiendo que los médicos tienen información y poder limitado, y aunque confío en la medicina, confío mucho más en Tí porque tú eres el dador de vida, el dador de salud.

Tú creaste el cuerpo, conoces lo que pasa en cada célula del nuestro cuerpo y Tú poder es infinito. Por eso clamo humildemente para ver la restauración de la persona que amo. Escucha nuestro clamor, el mío y el de todos los demás familiares que como uno solo oramos a Nuestro Padre de amor.

Hoy he entendido que Tú Palabra nos muestra muchos caminos para recibir ayuda cuando estamos en el lecho de enfermo. A partir de ahora me comprometo a ser más generoso/a con el necesitado, con el pobre y el que necesita una manifestación de amor cristiano.

Ayúdame a seguir descubriendo todos esos tesoros que tiene Tú Palabra para un mejor vivir.

Gracias por escuchar mi clamor. Lo hago de todo corazón en el nombre Del Padre, Del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

Más devocionales para empezar el día.

Mensaje del día:

Compartir