210 | Esposa, ¡Defiende tu dignidad¡

El rey Asuero (Jerjes) está borracho, quiere mostrar a Vasti como un trofeo, pero sucede lo que nadie espera: Vasti opta por tomar la posición de dignidad pues no se quiere presentar ante un rey borracho rodeado de una corte de lascivos subditos.Volvemos a la historia del libro de Esther para hacer énfasis en la importancia de la dignidad que toda mujer debe darse. Mujer, aprende a demarcar límites suficientemente claros que al verlos, tu esposo sepa que no puede traspasarlos. En el momento de que seas maltratada como hija de Dios, como madre de tus hijos, como portadora de la imagen de Dios, es tiempo de reaccionar.Contacto directo con José: jose@joseordonez.net
MENSAJES ESCRITOS Y AYUDAS PARA LA FAMILIA: https://joseordonezcristiano.com
▶︎ Grupo exclusivo de amigos de José en Facebook: https://www.facebook.com/groups/456812331344962/▶ Facebook: https://www.facebook.com/JoseOrdonezCristiano▶ Twitter: https://twitter.com/joseordonezcris▶ Instagram: https://www.instagram.com/joseordonezcristiano/▶ Youtube: https://www.youtube.com/c/JoseOrdoñezCristiano
Copyright © José OrdóñezJOJ Medios LLC USA

Compartelo:

También te puede interesar:

1e02bd31d0c682aed52737312ff7abbb 2024

369 El verdadero valor de la insignificante servilleta.

Bienvenidos a nuestro nuevo episodio donde exploramos historias fascinantes de objetos cotidianos y su impacto insospechado en nuestras vidas. Hoy, nos sumergimos en la increíble historia de una simple servilleta, un objeto tan común y sin embargo,…

1e02bd31d0c682aed52737312ff7abbb 2024

139 La malicia en la vida diaria. José Ordóñez

#ReflexionesCristianas #JoseOrdoñez
Las pequeñas acciones y actitudes determinan el todo de nuestro diario vivir. Pero, no nos damos cuentas que nuestro comportamiento está lleno de actitudes y decisiones maliciosas. Nos robamos lo pequeño, nos…

1e02bd31d0c682aed52737312ff7abbb 2024

222 | Me quemé por culpa de una mesera. Historia real.

No me advirtió que el recipiente que había puesto en la mesa estaba caliente y me quemé la mano.La culpa es fue de ella porque ha debido advertirme que corría peligro si lo tocaba. En el podcast cuenta la jocosa y dolorosa historia, pero, como buen…