281 | La cultura y el temperamento no le permiten a mi esposo liderar el matrimonio.

La unión de dos factores determinantes ha causado el desgaste en una esposa que quiere que su marido tome las riendas del matrimonio y asuma su rol como padre y esposo.El primer factor: Es de otro país, con otra cultura en donde la madre era quien tomaba todas las decisiones en su hogar. Así creció, así se acostumbró y así creyó que se formaban los hogares.El segundo factor: Es de temperamento flemático melancólico, así que le cuesta tomar las decisiones, siempre deja que sea su esposa quien termine dando la última palabra. Ella, conocedora de La Palabra de Dios sabe de la importancia de un hombre al frente de su hogar. Quiere que él asuma ése rol, así que pregunta qué debe hacer.Contacto directo con José: jose@joseordonez.net
MENSAJES ESCRITOS Y AYUDAS PARA LA FAMILIA: https://joseordonezcristiano.com
▶︎ Grupo exclusivo de amigos de José en Facebook: https://www.facebook.com/groups/456812331344962/▶ Facebook: https://www.facebook.com/JoseOrdonezCristiano▶ Twitter: https://twitter.com/joseordonezcris▶ Instagram: https://www.instagram.com/joseordonezcristiano/▶ Youtube: https://www.youtube.com/c/JoseOrdoñezCristiano
Copyright © José OrdóñezJOJ Medios LLC USA

Compartelo:

También te puede interesar:

1e02bd31d0c682aed52737312ff7abbb 2024

136 | La malicia 2. Malicia en los negocios. José Ordóñez

Somos maliciosos desde nuestra infancia. Al prepararnos para emprender en nuestros negocios el mismo sistema nos enseña la malicia como una herramienta de comercialización común.
Los cristianos estamos llamados a evadirla, negarnos a usarla para…

1e02bd31d0c682aed52737312ff7abbb 2024

117 | En donde me tiene mi pecado. José Ordóñez

Dios siempre hace promesas agradables y prósperas a nuestras vidas. Ninguna promesa de Dios tiene que ver con maldiciones, pobreza y desolación; esas son las consecuencias de nuestro pecado, pero no las promesas que Dios hace a sus hijos.
Pero, al…

1e02bd31d0c682aed52737312ff7abbb 2024

82 | Aprender a entrar a tu hogar. José Ordóñez

La frustración de un día de trabajo. Solemos andar con ella a todo lugar a donde vayamos. Inclusive entramos con ella a nuestra casa. Allí la volcamos desesperadamente en la primera persona que encontremos. A veces es nuestro cónyuge, otras tantas en…