244 | Palabras sencillas y claras al hablar con Dios.

Creemos que la gandrielociencia, las palabras rimbombantes y los sinónimos impredecibles harán que Dios nos escuche más por tener una verborrea eclesiástica y religiosa. ¡Y no es así! Dios nos escuchará de igual manera si hablamos con palabras sencillas pero dichos con un corazón dispuesto. Creeme, el lenguaje es secundario, el corazón es primordial.En este podcast te daré una orientación de cómo es de importante la sencillez cuando hablemos cada mañana con Dios.Contacto directo con José: jose@joseordonez.net
MENSAJES ESCRITOS Y AYUDAS PARA LA FAMILIA: https://joseordonezcristiano.com
▶︎ Grupo exclusivo de amigos de José en Facebook: https://www.facebook.com/groups/456812331344962/▶ Facebook: https://www.facebook.com/JoseOrdonezCristiano▶ Twitter: https://twitter.com/joseordonezcris▶ Instagram: https://www.instagram.com/joseordonezcristiano/▶ Youtube: https://www.youtube.com/c/JoseOrdoñezCristiano
Copyright © José OrdóñezJOJ Medios LLC USA

Compartelo:

También te puede interesar:

1e02bd31d0c682aed52737312ff7abbb 2024

80 | Peligrosos problemas particulares del matrimonio 3

El comienzo del matrimonio trae nuevos retos, nuevos problemas a la vida. Hay que solucionarlos entendiendo la importancia de aprender a perdonar. No es fácil hacerlo, pero en la medida en que olvidemos cómo lo hace la sociedad y más como nos lo pide…

1e02bd31d0c682aed52737312ff7abbb 2024

364 Como apagar la ira de un esposo. José Ordóñez

En este conmovedor episodio de nuestro podcast, exploramos la historia de una pareja enfrentada a las pruebas del matrimonio y el desafío de la comunicación. «La Discusión» es un relato que invita a reflexionar sobre cómo la paciencia y la comprensión…

1e02bd31d0c682aed52737312ff7abbb 2024

290 | Cómo empezar a sanar el corazón herido de mi cónyuge.

A veces sabemos más herir que sanar. Y al intentar sanar no sabemos cómo empezar, qué decir y cuál es el procedimiento más adecuado.Dios si nos muestra a través de Su Palabra la manera correcta como se debe sanar un corazón herido, cómo volver la…